La insolencia espanola llega hasta Argelia

En previsión de un nuevo round de negociaciónes entre el Frente Polisario y Marruecos bajo los auspicios de la ONU, un encuentro informal tendrá lugar, en Austria, el próximo 9 de agosto. El encuentro ha sido evocado por el emisario de la ONU para el Sáhara occidental, Christopher Ross, después de su última gira por el Magreb. Sin embargo, es el ministro español de Asuntos Exteriores, Miguel Angel Moratinos, en visita oficial a Marruecos, en plenas fiestas de celebración del 10 aniversario de la entronización de Mohammed VI, quien anunció la fecha y el lugar de la celebración de este encuentro preliminar.

La presencia del jefe de la diplomacia española, que está lejos de mostrar cualquier cambio de postura, en este preciso momento en Marruecos suena como un apoyo suplementario a la política de Mohammed VI a la que alabó por « sus avances en todos los planos ». No se contentó con el significado simbólico de su visita que es suficientemente reveladora del apoyo de España a las tesis marroquíes en el conflicto saharaui, como lo reveló su homólogo marroquí, Taieb Fassi Fihri, a la prensa:  » Las discusiones maroco-españolas han sido orientadas sobre los medios para desarrollar la cooperación bilateral así como sobre el plan de autonomía propuesto por Marruecos para arreglar definitivamente el conflicto de Sáhara Occidental. » Esto en el momento en el que la alternativa marroquí – autonomía en un Sáhara bajo soberanía marroquí – parece estar moribunda y no encr ningún respaldo en el seno de la comunidad internacional. Y sin embargo la presencia de Marruecos en Viena prueba su compromiso a negociar con el Frente Polisario para encontrar una solución justa y conforme con las resoluciones de la ONU.

De ello se deduce que estamos lejos de la solución unilateral marroquí de la autonomía rechazada por el Frente Polisario. ¿ Que busca España? ¿ Hacer olvidar la reivindicación tímida marroquí de restitución de sus dos enclaves, Ceuta y Melilla? ¿ Quedarcomo principal padrino del régimen marroquí? Probablemente, ya que Moratinos fue hasta « pisotear » los usos y costumbres diplomáticas sustituyéndo al representante de la ONU para el Sáhara occidental. Una torpeza, no obstante, bien apreciada por Marruecos que se encuentra paradójicamente en la misma postura que España sobre la cuestión de la ocupación.

Lejos de abrazar sus responsabilidades históricas, incluso evitándolas, a pesar del veredicto del Tribunal Internacional de la Haya sobre el asunto de la ocupación ilegal de Sáhara Occidental, España sigue sin desvíar su línea de conducta donde se mezclan un apoyo tácito a Marruecos y las declaraciones a favor de una solución « justa ». Dos posturas antagónicas que contribuyen al retraso de la aplicación de las resoluciones de la ONU entre las cuales está el derecho a la autodeterminación del pueblo saharaui. Y Moratinos ofrece el anuncio de la reunión de Viena como un regalo de aniversario para Mohammed VI por sus diez años de reinado. La reacción del Frente Polisario fue inmediata.

El Primer ministro saharaui, Sr. Abdelkader Taleb Omar, cuyo gobierno confirmó claramente su intención de ir hacia las negociaciones directas con Marruecos, estimó, en una reacción al discurso de Mohammed VI, que Marruecos socava todos los esfuerzos que van en el sentido de una solución al conflicto.  » Marruecos socava los esfuerzos desplegados por el secretario general de las Naciones Unidas y su enviado personal, Christopher Ross, y cierra la puerta a toda solución del conflicto que le opone al pueblo saharaui « , declaró. Aňadió que el discurso de Mohammed VI, que reiteró su apego asu iniciativa para Sáhara Occidental (la autonomía)  » lleva en él los gérmenes de la desestabilización de la región y traba los esfuerzos que pretendían construir el Magreb « .

El trabajo de socava de Marruecos se acompaña esta vez del parasitado español para dar una primera impresión de lo que serán las negociaciones y manifiestamente ofrecer a Marruecos una nueva ocasión para intentar ganar tiempo y desviar las tensiones sociales hacia este problema que se continúa presentando como una creación del vecino de al lado, Argelia.

Y a pesar de la propaganda marroquí que culmina cada vez que se acerca la cita de las negociaciones, Argelia, a la que quieren presentar como creadora del Frente Polisario, estará representada en Viena pero sólo en su papel constante de observador con el mismo título que Mauritania.

Esta presencia no es sinónima de participación, al igual que en los rounds precedentes donde Argelia tenía el mismo papel de observador que no la implica de ninguna manera en el proceso. Por otra parte, como lo reafirmaron a menudo los responsables argelinos, la preocupación de Argelia está en el respeto de la legalidad internacional y el mantenimiento del  » proceso en manos de las Naciones Unidas « . Postura que nunca aceptó Marruecos que ve en ello un medio para hacer diversión considerándolo como un obstáculo a la normalización de las relaciones bilaterales que se resumen estos últimos años en la apertura de las fronteras terrestres. Es evidente que el encuentro « informal » de Viena no será un preludio a un arreglo definitivo del conflicto: Mohammed VI ya ha anunciado su color en su discurso.

Si Rabat busca hoy, cueste lo que cueste, deshelar sus relaciones con Argel, para obtener en prioridad e inmediatamente la reapertura de las fronteras, es sin duda porque hay un peligro en la morada: los motines sangrientos en el Sur de Marruecos, hace algunos meses, ilustraban bien la gravedad de la crisis social en estas regiones desheredadas, que se diría que sólo una vuelta eventual de los turistas argelinos podría reanimarlas. Conscientes que tal situación pone su país en una posición defensiva, a nivel regional e internacional, nuestros vecinos no tienen más que una elección: la inestabilidad interna corre el riesgo de extenderse peligrosamente hasta abarcar todas las regiones de Marruecos.

Habiendo pedido sin cesar la reapertura de las fronteras con Argelia, el reino cherifiano intenta disculparse adelantando el falaz argumento de que se trata de algo fundamental para dos pueblos hermanos. Parece ser que la amnesia es avanzada por las autoridades marroquíes como modo de funcionamiento para toda crisis que crean. ¿ Por qué el makhzen insiste en la reapertura de las fronteras sabiendo que hizo todo para cerrarlas? Si Argelia decidió, un cierto 27 de agosto de 1994, cerrar sus fronteras con Marruecos, es con relación al tratamiento inhumano que sufrieron los argelinos en Marruecos durante este período, al mismo tiempo que les acusaban de estar detrás de los actos de violencia que conoció Marruecos.

Sobra decir que la estrategia marroquí consistía en intentar proyectar la imagen de una Argelia exportadora del terrorismo para tratar de aislarla sobre el plano internacional. Ahora que esta estrategia fracasó y que Argelia se hizo una referencia por excelencia en la lucha antiterrorista, Marruecos intenta por todos los medios que Argelia le acepte aunque sólo sea un beso de la mano.

Readers Comments (2)

  1. Hola compañeros, el articulo que tenemos en mano es una joya, muy acertado y muy bueno, sin embargo carece de credibilidad al no idintificar su autor. me explico: a la hora de reenviarlo a otros interesado sobre todo a amigos del pueblo saharauis ONGs con el fin de darle la mayor difusión, sale la pregunta de siempre a las instituciones y a la prensa escrita no le vale articulos o escritos anónimos.de todo modos felecito al autor de este articulo, realmente bueno

  2. Hola compañeros, el articulo que tenemos en mano es una joya, muy acertado y muy bueno, sin embargo carece de credibilidad al no idintificar su autor. me explico: a la hora de reenviarlo a otros interesado sobre todo a amigos del pueblo saharauis ONGs con el fin de darle la mayor difusión, sale la pregunta de siempre a las instituciones y a la prensa escrita no le vale articulos o escritos anónimos.de todo modos felecito al autor de este articulo, realmente bueno

Leave a comment

Your email address will not be published.


*